jueves, 24 de febrero de 2011

TRIP EN COMBI: Algo bueno puede salir de aqui...

COMBIS. Seguro que muchos pensamos que están entre las más grandes maldiciones de nuestra vida. Y es que hasta hace unos 20 años simplemente no existían como las conocemos hoy. Para mi niñez, las combis eran esas curiosas camionetas redondeadas de VW que se utilizaban exclusivamente para llevarnos al colegio. Inclusive una entrañable kombi -que así se escribía- de color celeste fue víctima de las travesuras de algunos chicos, y una que otra mía.
Pero las combis -mejor las distinguimos así- se convirtieron en poco tiempo en un símbolo de la improvisación y la "alegre" burla a las normas en que hemos vivido desde entonces. Apretados y listos para hervir, los peruanos nos hemos movido sudorosos y escuchando cumbia durante casi 20 años de un lado a otro de nuestras ciudades.
Así que hacer este trip era un poco pegarse a la idea de un país medio achorado, medio divertido; ese en que nos hemos convertido. Y encontramos algunas cosas completamente distintas. Es cierto que la indiferencia viaja en combi, tanto que puedes andar ebrio o pensar en voz alta y nadie te dirá nada... pero también es cierto que nos hemos hecho un poco a la incomodidad y tiramos para adelante sin dejar de pensar que esto es, como nosotros, pasajero.

EN ESTE TRIP REGRESAMOS A LA ENTRAÑABLE FORMACIÓN NAVIDEÑA. JUNTO A LOS TRIPPERS ESTUVO @LadyLarieNs, QUE SIEMPRE LE METE SU SENSIBILIDAD EXQUISITA A LAS FOTOS Y LOS TEXTOS. PARA ANNIA, DANIELA, REYNALDO Y ENRIQUE EL TRIP FUE SIMPLEMENTE DIVERTIDÍSIMO... Y MUY BARATO...

4 comentarios:

LadyLarienS dijo...

No olvidemos al cobrador atrevido, casi gimnasta de circo, aquel que hace piruetas con el cuerpo mitad afuera, mitad adentro.

Todo un atleta para marcar la tarjeta, todo un maestro de la oratoria y locución :D

Week 52 dijo...

Haste una sesion en el camal, mi viejo me llevo de chico, es alucinante todo el proceso sanguinario esos rojos intensos...tan buenas las fotos [ : ) ]

Elis dijo...

El Perú es una combi, los que quieren bajar salen apretadazos, pocos quiren subir pero tienen que hacerlo. Y siempre, SIEMPRE, al fondo hay sitio.

jasson dijo...

Prefiero caminar antes que subir a esas combis de techo plano y que parecen engordar en cada esquina. Dios nos libre.